Torrecitas de berenjena, papa, tomate y quesos

collageberenjenas

 

Esta receta es DELICIOSA pero la verdad muy poco práctica. Toma bastante tiempo, así que aplica para un día que quieras consentirte o compartir con invitados a quienes te gustaría sorprender.

Como consecuencia de mis vacilantes intereses vegetarianos, hace un tiempo compré varios ingredientes en los que incluí una berenjena, pero buscando recetas la gran mayoría de opciones que encontré eran horneadas (y me da pereza prender el horno), las demás eran como salsas de tomate en las que las berenjenas terminaban por desarmarse… y no me sonó. Entonces combiné todo con todo y le puse mi toque especial (contando la prioridad que se le debe dar a lo que está a punto de morir en la nevera); armé estas torrecitas:

Ingredientes (Para 2 porciones):

  • 1 berenjena.
  • Dos tomates.
  • Especias verdes: orégano, tomillo, albahaca.
  • Media cebolla blanca.
  • Medio pimentón rojo.
  • Perejil.
  • Pimienta negra.
  • 2 papas.
  • Queso parmesano.
  • Queso mozarella.
  • Palillos (tal vez).

Preparación:

El primer paso es vital: lava la berenjena, quítale las puntas y córtala en rodajas. Échale sal a las rodajas por ambos lados y déjalas al menos por una hora en un colador, preferiblemente inclinado. Las berenjenas tienen un sabor amargo que saldrá con este proceso en un líquido de color ocre.

Cuando haya pasado este tiempo, lávalas y retira el líquido y el exceso de sal; ponlas en una sartén engrasada con margarina a fuego bajito.

Mientras se cocinan (voltéalas a menudo) ve pelando y picando el tomate en rodajas; cuando esté listo haz lo mismo y ponlo en una sartén, esta vez sin engrasar, también a fuego muy bajo. Échale las especias por lado y lado mientras se asan y no tapes la sartén o empezarán a botar agua.

Pela las dos papas y córtalas también en rodajas. Échales sal, sofríelas en aceite y escúrrelas en servilletas.

La cebolla, el pimentón y el perejil, los echas en una picadora y los procesas juntos hasta obtener una mezcla lo más “líquida” posible. Ponlo en una sartén para que se suavice el sabor y se reduzca el agua, échale tanta pimienta negra como quieras. Yo le eché mucha porque me gustó el contraste del picor con los demás sabores.

Finalmente, pon todo esto en pequeñas torrecitas en el siguiente orden:

  • Berenjena.
  • Queso parmesano.
  • Tomate asado con especias.
  • Queso parmesano.
  • Rodaja de papa frita.
  • Sofrito de cebolla, perejil, pimentón y pimienta.
  • Queso parmesano.
  • Tajada de queso mozarella.

Ponlas armadas de nuevo en la sartén a fuego bajo y tapada para que el queso se derrita. La idea es que el mozarella selle las torrecitas para que no se desarmen, por lo que puedes usar media tajada y ponerla arriba envolviendo las puntas debajo de la berenjena o usar una completa, agarrar una esquina con un palillo y cuando se derrita envolver los ‘hilos’ de queso en toda la torre (Mira las fotos más grandes y verás cada ejemplo).

Y listo… para un almuerzo o cena, lo que queda es disfrutar y con este plato sí que sabrás conjugar ese verbo. Yo estoy enamorada.

¿Qué tal te pareció esta receta? Si tienes dudas, sugerencias, comentarios, no dudes dejarlos abajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>